Asegurar nuestra casa o negocio no necesita de grandes inversiones

¿Crees que para asegurar tu casa necesitas sistemas de seguridad  caros?, como cámaras de seguridad conexiones inalámbricas interconectadas con centrales policiales y todas esas tecnologías que muchas veces no se puede costear, si es así te equivocas.

Muchas veces las cosas más básicas pueden ser las más efectivas ante el intento de robo a nuestra casa. Por ejemplo una buena cerradura, una puerta fuerte y un sistema de alarmas que avisen ante la intromisión de desconocidos, pueden ahuyentar a más de uno.

Si bien son ciertas las cámaras de seguridad permiten vigilar en tiempo real lo que sucede, pero ¿qué pasa cuando estamos durmiendo? Lo único que pueden hacer es captar y registrar los hechos pero no evitará que nos asalten y estemos en peligro ya que los delincuentes pueden usar máscaras y listo, no hay forma de reconocerlos.

Para poder asegurar las ventas hay una serie de métodos que se pueden emplear:

1.-  perfora los bordes superiores para poner un perno que atranque la ventana pero que permita abrirse un poco en caso quieras que entre el aire

2.- puedes poder un taco o conocida también como cuña de madera,  este objeto va en la canaleta inferior de la ventana lo que permite que no se pueda  deslizar.

Y si queremos tener una puerta segura lo principal que debemos ver es que si nuestra puerta principal o en caso haya una trasera, también, es verificar si son huecas ya que en ese caso tendremos que cambiarlas por una de fibra de vidrio o de una madera sólida que no seda simplemente.

Hay una estrategia interesante a la hora de colocar las puertas, si las ponemos abriendo para afuera podemos evitar que se pueda forzar, ya que los ladrones y en realidad todo el mundo sabe que las puertas se abren para adentro, esto hará que haya menos posibilidades de que los intrusos logren entrar.

Es por eso que antes de adquirir instrumentos costosos verifiquemos tener una política interna segura, conversar con los pequeños en caso hayan, decirles que no se le abre la puerta a extraños, ni se da información a desconocidos.

En caso de que tenga un negocio, deberá hacer lo mismo, pero sobre todo hay que cuidar quienes ingresan y a quienes se contrata, ya que cualquier persona puede tener malas intenciones y no podemos darnos cuenta.

Hay que verificar los antecedentes policiales y si tienen cargos de mucha importancia y responsabilidad, verificar su domicilio para evitar cualquier inconveniente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *