5 consejos para empezar un negocio de ferretería

software-negocio-ferreteria-codigo10

 

Supongamos que eres ferretero y te gustaría empezar un negocio de ferretería. Quizás estás pensando en abrir una ferretería en tu barrio, o en algún otro punto de tu ciudad que te resulta atractivo para crear este tipo de negocio. O incluso es posible que te hayas planteado crear una ferretería 100% online, donde dependas de un proveedor de dropshipping para los envíos, sin necesidad de tener almacén ni local.

¿Qué consejos debes tener en cuenta para empezar tu empresa de ferretería? ¿Qué errores deberías evitar cometer?

 

Consejos para empezar un negocio de ferretería con buen pie

 

Un negocio de ferretería es como toda empresa; hay una parte que debes destinar a ventas y atención al cliente, otra a la administración y gestión del negocio, y otra por supuesto a compras y gestión de almacén, en caso de que vayas a tener stock e inventario. En cualquiera de los casos, ten presentes estos cinco consejos.

 

  1. Haz un plan de negocio 

Sí, ya sabemos que no vas a fundar una gran empresa, quizás sólo un pequeño comercio en tu barrio. Pero eso no significa que no sea una buena idea hacer un plan de negocio. De hecho, si acudes a cualquier banco a solicitar financiación, es algo que te van a pedir que tengas hecho.

 

  1. Utiliza las herramientas online adecuadas 

Una de las cosas que vas a necesitar sí o sí es una TPV y un software de gestión, a menos que te quieras pasar horas y horas para contabilizar las ventas diarias a través de los tickets de tu caja registradora.

En este punto, estás de suerte, porque existen software ferretería online que te pueden ser útiles para hacerlo todo, desde el inventario hasta las ventas diarias. Sólo necesitas disponer de una conexión a Internet, un ordenador y una impresora de tickets y podrás cobrar a tus clientes fácilmente.

 

  1. Compra material a tu proveedor y clasifícalo de forma ordenada

Tanto si vas a crear una tienda online únicamente, como si vas a tener también una tienda física, necesitas clasificar y gestionar bien tus productos. El primer paso será elegir tus proveedores y determinar precios para que te dejen un margen de beneficio razonable y poder colocar precios competitivos.

 

  1. Date de alta como autónomo o crea una sociedad

Lo más fácil al principio es hacerse autónomo, ya que los costes son mínimos. Sin embargo, también puedes crear una S.L o una S.L.U si deseas constituir tu negocio como una persona jurídica o una entidad independiente.

 

  1. Sé competitivo y vende

Por último, piensa que tu principal oficio ahora será vender. Debes aprovechar al máximo el tiempo para conseguir que el máximo número de clientes venga a tu tienda y compre, así como fidelizar clientes. Establece una buena estrategia de descuentos para atraer a tus primeros compradores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *